El éxito de cualquier maniobra pasa por la correcta elección del equipo que se va a utilizar, lo cual permite reducir el riesgo de accidente para el personal involucrado. Por esta razón, es de vital importancia saber cuáles son las opciones con las que se cuentan, sus limitaciones y capacidades para no excederlas.

Equipos de primer nivel


Tener equipos de la más alta calidad posible es de las primeras consideraciones que deben hacerse. No importa el presupuesto disponible; siempre debemos buscar lo mejor dentro de las posibilidades de nuestro proyecto.

Un buen equipo te permitirá trabajar de forma más eficiente y segura y te brindará mucho más tiempo de utilidad en comparación con marcas más económicas.

La temperatura


Debes tomar en cuenta la temperatura que hace en el lugar donde se realiza la maniobra porque hay equipos que sufren en condiciones adversas. En altas temperaturas es recomendable reducir los límites de la carga máxima que el fabricante aconseja utilizar para evitar accidentes.

El peso máximo de tu grúa o equipo


Debes conocer el peso máximo que puede manejar un equipo o el que puede aplicarse a cualquier pieza del mismo. Suelen variar, así que es importante tener esa información a la mano para no excederlos bajo ninguna circunstancia.


Mantenimiento y tiempo de vida útil


No podemos dejar de lado el estado del equipo ni si se le ha dado mantenimiento con regularidad. Esto permitirá un buen tiempo de vida útil y tendrás la seguridad de que cualquier trabajo que realices con él se podrá hacer sin contratiempos.

Es por eso que te recomendamos acudir con empresas especialistas en la renta de grúas industriales que sean reconocidas por la calidad y mantenimiento que dan a sus equipos.