Uno de los dos tipos de grúas que hoy en día encontramos en el mercado son las grúas articuladas, unidades que suelen ser la primera opción para maniobras de montaje y desmontaje en altura.

Una de las características de las grúas articuladas es que tienen dos brazos metálicos unidos por un tipo de nudillo. Este nudillo es el que le permite a uno de los brazos desplazarse hacia arriba y hacia enfrente.

Gracias a este doblamiento, las grúas articuladas ocupan menos espacio durante su transportación. Este mismo movimiento le permite hacer levantamientos horizontales y tener buena posibilidad de maniobra en espacios reducidos.

Otra ventaja de este tipo de grúas es que pueden instalarse diferentes accesorios como son canastillas, horquillas y cucharillas. Además, la grúa es tan versátil que puede colocarse sobre un camión, un barco, un muelle, un tractor, un tráiler u otra unidad.

Sobre su capacidad de carga, las grúas articuladas pueden levantar desde 1 hasta 70 toneladas; y pueden tener un alcance de hasta 53 metros. La unidad se controla por medio de operador, control de tierra o control remoto.

Como has visto, las grúas articuladas son muy dinámicas y una excelente opción para las empresas que realizan maniobras de carga y descarga de estructuras pesadas.

Y en Grúas y Maniobras de Occidente encontrarás este tipo de unidades.


Fuente: tecnocarga.mx